los cuidados del cabello seco






LOS CUIDADOS DEL CABELLO SECO


¿Tus cabellos están secos, se rompen o son frágiles? Esto es debido, a menudo, a una falta de sebo. Pero también a nuestras malas costumbres y a una falta de cuidados específicos. Para remediarlo, te presentamos un panorama de buenas prácticas a tener en cuenta.

¿Cuáles son las características de los cabellos secos?


El sebo, cuyo papel normal es hidratar el cuero cabelludo, no desarrolla correctamente su función en los cabellos secos, lo que favorece la irritación y los picores. El pelo pierde entonces su elasticidad y se vuelve frágil, quebradizo y vulnerable, y las puntas se abren con facilidad.

¿Cuáles son las causas?


Es un fenómeno de origen genético, aunque los cabellos se pueden secar también debido a factores atmosféricos como son el sol, el viento, el agua de mar y de piscina... por malas costumbres, bigudís demasiado apretados, cepillados demasiado enérgicos y frecuentes, secados demasiado calientes, o productos inapropiados, coloraciones muy seguidas, permanentes, champús demasiado jabonosos...

¿Cómo mantenerlos?

La base del tratamiento consiste en un champú suave y enriquecido, especial para cabellos secos, rico en activos nutritivos como las ceramidas, los aceites grasos esenciales, sin lavar demasiado a menudo el pelo para no agredirlo.
Además de tu champú, es bueno completar los cuidados con un tratamiento hidratante y un masaje con los dedos. Para conseguir un mejor efecto en el tono de tu pelo, ¡acláratelo con agua fría! Evita generalmente el agua demasiado caliente o con mucha cal, que seca los cabellos.
Una de cada dos veces, antes de darte el champú, aplica una mascarilla con manteca de carite, aceite de palma o de Carthame sobre el pelo ligeramente mojado. Envuelve después el cabello en una toalla caliente durante al menos 20 minutos.Después lávalo como de costumbre.

Prácticas sencillas y cómodas:



-Un masaje en el cuero cabelludo antes del aclarado.
-Un aclarado sistemático con agua fría.
-Un pre-secado del pelo con una toalla de rizo, que absorbe más cantidad de agua.
-Un secado ligero con el secador, a 15cm del pelo y nunca durante más de 15 segundos en el mismo sitio.
-Aclárate el pelo con agua dulce después de cada baño en el mar.
A evitar:
-El agua demasiado caliente.
-El secador demasiado caliente cerca de la raíz.
-Secar el pelo frotándolo con una toalla.
-El agua con mucha cal.

Recetas caseras



Hazte tú misma una mascarilla nutritiva y póntela antes de darte el champú: 2 cucharadas de aceite virgen de ricino y 1 de aceite virgen de argán, 10 gotas de aceite esencial de lavanda, 5 gotas de aceite esencial de salsa salvia esclarea. Déjalo reposar una hora poniendo previamente un film de plástico transparente (de los que se usan para la comida) en el pelo y después una toalla caliente.
Hazlo una vez a la semana cuando el pelo esté particularmente castigado, si no cada 15 días.

Todavía más fácil:
               

Mascarilla de miel y al aceite de oliva: mezcla 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y de miel caliente para que esté líquida. Para el brillo, puedes añadir también yema de huevo y zumo de limón. Déjalo reposar al menos media hora, después lávate con un champú suave.
¿Cómo peinarse?



Para peinar bien tu pelo sin agredirlo es importante tener gestos delicados, sobre todo si es frágil. Un suavizante nutritivo sin aclarado permitirá perfeccionar el desenredado y la hidratación del pelo.
Cuida tu alimentación



Es importante tener una alimentación sana ya que la comida tiene un impacto sobre la salud. Evita las grasas saturadas (charcutería, comida rápida, pan blanco) y da prioridad a las verduras y a la fruta fresca. Para cuidar tu pelo, son especialmente buenos las almendras, las nueces, las avellanas y los cereales. De tiempo en tiempo, haz una cura con un complemento nutricional específico que permita enriquecer y proteger los cabellos por dentro.