ZP HOOD. Luis Suarez



 

Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores

 
ZP HOOD



Hace poco poco tiempo, vivía en el reino de España, un hombre llamado Zp Hood. Habitaba nuestro personaje en el bosque de moncloawood, ajeno a lo que pasaba en su entorno, y a sus gentes. Él seguía en su mundo de robar a los pobres para dárselo a los ricos y a fé que lo conseguía a base de firmar, ya que el tiro con arco no era lo suyo; dedicábase en cuerpo y alma a decretar y decretar, sin mirar.

Las gentes del lugar, le llamaban a él y sus cámaradas, "el clan de la ceja"; pués era nuestro personaje de marcada y prominente abundancia de pelo en esa zona del cuerpo. Dedicábanse nuestros anti héroes al noble arte de desarmar todo lo que se había construido con esfuerzo en muchos años en aquel reino; decretando y decretando, y sin mirar a quien dañaban.

Ocurriósele un dia a nuestro querido Zp Hood, decretar, robar las pensiones que recibian los plebeyos que no encontraban trabajo en el reíno y hurtarles así toda posibilidad de vivir; esperando que la mayoría de ellos se dedicaran a la delincuencia y así justificar aún más un estado policial, ideal en sus pretensiones. Nuestro amigo (o deberiamos llamarle, enemigo), hurdió un plan, y consiguió, de las más altas esferas la ayuda necesaria para que los parados quedaránse sin prestaciones y asi matar de hambre a ellos y sus familias.

Doy fé de que nuestro Zp Hood, era todo un personaje, ocurriéndosele en otro momento, aumentar la edad a la que los plebeyos, meros servidores suyos, tendrían que acudir a su retiro, para disfrutar de sus últimos años. Pensó Hood, que así moririan antes y no cobrarian pensiones durante largo tiempo, con lo cual las arcas de su "estado" y las de los ricos a los que adulaba, seguían engordando...

Hubo rebeliones en las calles, pero de nada sirvieron, porque en el bosque de moncloawood, había un buen aislamiento acústico y nada de esos clamores llegaban al Clan de la ceja, que siguieron cultivando el arte de desgraciar a toda una población....

Jurosles, que pasó mucho más...pero esa ya es otra historia.

AVISO A LOS LECTORES. TENERIFEWEEK.COM Y EL QUE ESCRIBE, LUIS SUÁREZ, JURAN QUE CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD NO ES MERA COINCIDENCIA.

 


 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: