VENDEDORES DE HUMO. Luis Suárez



VENDEDORES DE HUMO


 


 



Proliferan las campañas en apoyo a la causa  blanquiazul en varios medios de la isla y en las redes sociales, y no paro de pensar en este conjunto de  palabras que dan titulo a este artículo. Vender humo,  entendido como, hablar de cosas que no existen o que  se intentan colar como auténticas. No se trata de que la afición se rinda, sino de que esta insitución está más que herida y renqueante, abocada a  un abismo del que no se sabe ni cómo saldrá y  nisiquiera si llegará a estar en él.
No entiendo esta postura de vender el humo de no  rendirse, cuando nosotros, los simples aficionados no  podemos hacer nada para que una plantilla mueva sus  piernas bien y hagan el trabajo por el que cobran.
Sé que es un juego, pero también sé que llevamos dos  años sufriendo disgusto tras disgusto y ahora se nos pide que no nos rindamos.
No señores, yo no me rindo pero ellos sí. No quiero  humo, gracias.