Un pasado recuperado. Elmar Wellenkamp




Un pasado recuperado
 




http://s3.subirimagenes.com:81/fotos/previo/thump_61647192acoronte-200904-129.jpg

La restauración del barrio antiguo de Tacoronte  
 
Hoy en día, el núcleo tradicional tacorontero refleja la vida y la estructura urbanística de las épocas anteriores.
Eso es fruto de un amplio programa de restauración, cuyo responsable era el arquitecto Carlos A. Bermejo Díaz-Calvo.
El coste de esta primera fase tenía un volumen que superó el limite de un millón Euro.
En Octubre de 2006, comenzaron las obras de mejora del Casco Histórico de Tacoronte, centrándose en una primera fase, en la intervención en el entorno de la Plaza del Cristo ( 2.136,98 m2 ) y en el entorno posterior a la Plaza de Santa Catalina ( 2.820,12 m2).
 
http://s2.subirimagenes.com/fotos/previo/thump_61647302acoronte-200904-146.jpg      http://s2.subirimagenes.com/fotos/previo/thump_61647362acoronte-200904-151.jpg

La propuesta de intervención contemplaba la eliminación de las vías rodadas asfaltadas y las barreras arquitectónicas existentes, recuperando el espacio resultante como espacio peatonal, integrado tanto a la Plaza del Cristo como a la Plaza de Santa Catalina, colocando un pavimento de pórfido pétreo homogéneo e integrador de un único espacio.

Se eliminaron escalones, desniveles y los pavimentos deteriorados por el tiempo, a la vez que se dispusieron nuevas redes de telecomunicaciones, de baja tensión, de abastecimiento de aguas, de riego, de alcantarillado y pluviales, mejorando las redes locales existentes.

A medida que la obra iba ejecutándose, y la excavadora iba descubriendo las instalaciones existentes, se comprobaron el estado de estas, algunas incluso, de las que no se tenía constancia de su existencia, y se procedió a su mejora o a su eliminación por una de nuevo material.

http://s2.subirimagenes.com/fotos/previo/thump_61647472acoronte-200904-144.jpg

Los desencuentros con los niveles de entradas de cada casa se resolvieron, y permitieron ejecutar un espacio continuo, que consolida el arranque de mejora del casco histórico, como propuesta integradora, para potenciar el vértice histórico de Tacoronte, formado por:  La Plaza del Cristo, La Alhóndiga ( El Calvario ) y la Plaza de Santa Catalina.

Se adoquinaron algunos espacios rodados, se dispusieron de nuevos alcorques y nueva vegetación, y se dotó de nuevo quiosco y mobiliario urbano.  Las iluminarías ( farolas ) son nuevas, con luces de suelo, para potenciar las edificaciones históricas en la noche.

Solo se intervino en esta primera fase, en la parte posterior a la Plaza de Santa Catalina, eliminando las vías rodadas existentes, para recuperar el espacio original, del que se tiene constancia en imágenes antiguas, donde el espacio era continuo y de tierra.