Ni un pelo de tonto. Ángel Suárez

Photobucket


Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores


Ni un pelo de tonto
 


(*) Ángel Suárez

Qué ingrata es la alopecia incipiente, queridos amigos. ¿ Quién sería el macho de la cabra que dijo aquello de no tener ni un pelo de tonto ?. Cada año se realizan alrededor de 250.000 trasplantes capilares en todo el mundo, según los datos publicados por la International Society of Hair Restoration Surgery ( ISHRS ). En el caso de España se ha triplicado en los últimos años su uso tanto entre hombres como en mujeres, y el 93 por ciento de ellos se realizan en el cuero cabelludo para corregir la falta de pelo, según afirma esta prestigiosa sociedad.

La ISHRS afirma que en el caso de los hombres, el 92 por ciento que solicitan la intervención son menores de 54 años, repartiéndose por igual esta cifra entre los mayores de 18 y los mayores de 35 años. Las mujeres que se someten a este tipo de cirugía suelen ser, en un 67%, mayores de 35 años

El microinjerto capilar ha sustituido a los métodos tradicionales empleados en el trasplante capilar que se realizaba injertados grandes cantidades de folículos juntos, lo cual provocaba el efecto de pelo de muñeca. El cabello de la persona no quedaba natural, y se notaban cambios extraños en el cabello de la persona. Hoy en día este tratamiento ha avanzado no solo en cuanto a la técnica sino a la realización de incisiones.

El microinjerto capilar es una cirugía de mínima invasión que resulta realmente eficaz para poder solucionar el problema de caída de cabello exagerada, ya sea en hombres o en mujeres. El microinjerto capilar es la única técnica existente en la actualidad que logra contrarrestar el problema de la alopecia de forma permanente, rápida y eficaz.

Son muchas las personas que se han resignado a vivir con alopecia o calvicie durante años, pero hoy en día este problema ya no existe esta situación ya que a través de este procedimiento quirúrgico todas aquellas personas que lo deseen podrán poner fin al problema de la alopecia.

En tan sólo tres meses se obra el milagro, ese pelo empezará a crecer, en seis en tendrá un resultado parcial evidente, y sobre los nueve meses o un año para ver un resultados efectivo.

Muchos son los que ya se han decidido a decirle al mundo; ¡ Yo no tengo ni un pelo de tonto ! , como por ejemplo el actual presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, que luce su nueva cabellera con orgullo renovado. Esperemos que los árboles en el cauce del río Záncara, vuelvan a crecer como su negro cabello.

 
(*) Director de Tenerifeweek.com




 
 






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: