La Superabuela. Ángel Suárez


 

Photobucket

Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores



La Superabuela
 


(*) Ángel Suárez


En estos días ha pasado por la Isla la “Superabuela”, y no me refiero a la actriz Gudrun Ure, que encarnó el personaje en la famosa serie de televisión británica, de mismo nombre, de carácter cómico-fantástico y destinada al público infantil, que se emitió entre 1985 y 1987, cuyo título original era Supergran.

Me refiero a Brigitte Kleine, conocida por Biker-Omi (abuela ciclista), una mujer alemana de 60 años que está dando la vuelta al mundo en bicicleta,  y que ya recorrió en el año 2005 un total de 1.900 kilómetros desde el centro hasta el sur de Alemania. No se considera una turista, sino que su aspiración es conocer los distintos países desde la perspectiva de sus habitantes.

Lo que más me llama la atención de esta curiosa señora es su dinamismo y ánimo por conocer, aprender y demostrar al mundo entero aquello de “querer es poder”.
Y es que no exite pequeña ni gran empresa, sin interés por acometerla.

Kleine es todo un ejemplo de superación, cabezonería alemana y ganas de vivir.

Aunque ella afirma que su intención es conocer el mundo entero de esta forma tan particular, a nadie se nos escapa que hay algo más, y es esa graciosa mezcla de edad, biciletas y viajes imposibles.
Una especie de Willy Fog a la germana, con grandes aventuras por vivir, y una inherente dosis cómica, aunque a ella le enfade esta argumentación.

Por Santa Cruz siempre ha circulado un señor mayor, vestido de ciclista, con el que todos nos hemos tropezado alguna vez, y nos hemos preguntado aquello de; ¿ De que Tour se escapó este señor ?, y es que tenemos la fea costumbre de creer que cada cosa tiene su edad, y  es totalmente incierto. Los mayores cada vez hacen más cosas que antes no podían, e incluso mantienen una actividad frenética con una agenda llena de actividades y compromisos a los que acudir.

Un síntoma claro del bienestar social alcanzado por la vieja Europa.

En fin, otro día les cuento más cosas desde mi zulo de la conciencia.


(*) Director de Tenerifeweek.com








Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: