LOS SUPERPODERES. Luis Suarez




 

Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores


LOS SUPERPODERES.

 

 

 
Proliferan últimamente en nuestras televisiones,hermanos mayores y supernannies , que van desfaciendo grandes entuertos con nuestros pequeñajos con una facilidad pasmosa y que deja atónito a cualquiera que tenga que lidiar con la educación de las futuras generaciones.
A modo de recetas manidas, como no prestar atención, poner unas normas en una cartulina y mucho diálogo pre-escrito, se solucionan problemas severos de comportamientos en niños y adolescentes. ¿Qué fácil parece, no? Yo que me dedico a esto de la enseñanza y que a lo largo de los años que llevo en ello me he encontrado con serios problemas de comportamiento entre el alumnado, no creo que exista una receta mágica como la que en esos programas se presentan, para solucionarlos. No todo es, cuando se da una conducta disruptiva por parte de un niño, dejarlo que patalee y haga lo que quiera, que tire todo al suelo, que chille, porque así no arreglamos nada.
Sé perfectamente que la Psicología aboga por este tipo de metodologías para solucionar los problemas de conducta, pero no sé yo si es lo más adecuado para solventar las situaciones que se planteen.
Estos programas juegan con guiones bien determinados, que van presentando, la situación y van complicandola hasta que llega el momento salvador de sus presentadores. Con cuatro alaracas solucionan problemas severos , incluso de maltrato por parte de adolescentes a sus padres. Si para solucionar lo que tenemos hoy en dia con nuestra gente más joven, es tener que enfundarnos todos un traje de judoka y darnos de leches con un adolescente, no va a haber espacio para tanto combate. Tampoco creo que haya suficiente producción de cartulina en este país para poder escribir (con colorines, eso sí) todas las normas que deben respetar nuestros pequeñajos. En cierta manera la industria del mueble se ve favorecida, ya que los más pequeños con estas metodologías, puden destrozar todo el mobiliario que consideren oportuno....
Vamos que no me creo nada de lo que nos dicen.En educación, no hay recetas válidas ni duraderas, ni lo que funciona con un niño tiene porqué funcionar con otros. La realidad es que la educación de los niños y de los adultos es un algo global que implica algo más que una serie de normas a cumplir y que una serie de pautas manidas a respetar. Y por supuesto la educación no está sólo en la escuela sino en toda la sociedad. Parafraseando al gran Manolo Vieira: "Mi padre me miraba con aquella cara y yo lo entendía"...




 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: