José Carlos 'Farruquicio', Jose Carlos Mauricio conduce sin carnet




José Carlos 'Farruquicio'



José Carlos Mauricio se cree en el derecho de hacer lo que le venga en gana. Considera que el hecho de haber sido diputado nacional en el Congreso o consejero de Economía y Hacienda en el Gobierno de Canarias le da vía libre para ir por la vida como un Farruquito cualquiera. Si un personaje público como es este nacionalista va por la vida sin el permiso de conducir y saltándose todas las normas elementales de la conducción, ¿qué podemos esperar entonces del resto de la sociedad? Se supone que estas personas como ésta debiera de dar ejemplo a los demás, pero resulta evidente que no es así, que se la refanfinfla las normas más elementales de convivencia, aunque sea el ir sin el pertinente carné de conducir.

Lo peor de todo no es que ya fuese pillado por la Benemérita sin la documentación, que la engañase con la triquiñuela de que se había olvidado los papeles en su casa y que tuviese que pagar 1.200 euros por ambos hechos. Lo gravísimo del asunto es que haya seguido como si nada, cogiendo su vehículo y yendo por esas carreteras sin tener la habilitación de la Dirección General de Tráfico. Y encima, ya puestos, se permite el lujo de encararse con el cámara y el redactor de Antena 3 Canarias a los que le espetó un irreverente ¿y usted quién es?

Desde luego, lo que estuvo acertadísimo fue la respuesta en el montaje de la noticia del compañero Luis Socorro, que, cito de memoria, “usted es un equipo de Antena 3 Canarias y quien formula la pregunta es José Carlos Mauricio, ex diputado de Coalición Canaria en el Congreso y ex consejero de Economía y Hacienda en el Gobierno de Canarias”. A todo esto, durante la grabación del vídeo, pudimos ver como el político de Coalición Canaria se tapaba la cara para evitar ser reconocido. Es decir, no sólo iba sin el permiso, sino que encima circulaba temerariamente en algunas fases del recorrido.

Esperemos que la Justicia, que parece que va a actuar de oficio, empapele a este político como debe de ser, pero no por ser Mauricio, sino porque se supone que nadie puede escapar a los ojos de la ley y si ésta, por un motivo de fortuna para el infractor, no ha tenido la suerte de cazarle más veces in fraganti, lo lógico es que la noticia valga de prueba fehaciente para que le toque pagar lo que esté estipulado, amén de enfrentarse al juicio que le corresponda por imprudencia y temeridad.

De todas maneras, por increíble que parezca, la Dirección General de Tráfico no ha hecho hincapié en este asunto. En el chiringuito de Pere Navarro prefieren seguir dándonos la matraca con las acciones de conductores anónimos, tal vez porque no les interesa meterse con los políticos, a no ser que sea el presidente de las Nuevas Generaciones del PP quien, al que un leve incidente, le ha supuesto pagar una morterada, amén de tener que estar varios meses sin carné de conducir. Puestos a comparar la gravedad de hechos, a Mauricio deberían de condenarle a perpetuidad, pero…