Fiestas carnales de aires celestinos. Elmar Wellemkamp




 

Fiestas carnales de aires celestiales




 


Una noche llena de lluvias de confeti, de desfiles encantadores y de cascadas  de aplausos

 

Emocionantes y entusiasmados, los  carnavaleros chicharreros celebraron si mismos en la Gala De La Reina del Carnaval 2011. No necesitaron muchos requisitos ni bastidores para provocar cascadas de aplausos. El tema central del carnaval, la retrospectiva de la vida del fundador de los legendarios “Ni Fú Ni Fá,  Enrique González, servía como motivo para presentar una amplia gama de participantes y de tradiciones de la fiesta tinerfeño singular en las tablas del Recinto Ferial santacrucero. Murgas, comparsas, rondallas, bailarines de todas clases y los personajes típicos como Fidel y Charlot, hombres y mujeres, niños y abuelos. . . . Todos desfilaron en el escenario durante el extensivo prologo del acto. Durante 90 minutos impresionantes nunca bajó la tensión de una coreografía que ofreció en sus momentos más emocionantes rasgos del acto de culto, de la celebración de una religión basada en payasadas. Momentos de plena alegría como el duelo entre los murgeros de hoy y del siglo anterior e el expresivo desfile del Entierro de la Sardina por el escenario y la rampa hacia la galería variaron con escenas muy emotivas, entre ellos la resurrección del padre de las murgas por un mago en un mar de copos de nieve. Los organizadores nunca olvidaron al integrante más importante del acto: el público. Durante las pausas en las tablas, murgas pasaron por las filas de butacas, protagonistas disfrazadas en los pasillos animaron a los espectadores a lo largo de acto, lluvias de confeti, fuegos artificiales y luces repartidas convirtieron los espectadores en participantes. Por supuesto, se coronó a una reina en esta noche inolvidable. Pero eso es otra historia.


subir imagenes subir imagenes

subir imagenes subir imagenes

subir imagenes  subir imagenes

subir imagenes

 Fotos. Elmar Wellemkamp