Chapuzas de una 'Iluminada'. Juan A. Velarde



 


Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores

Chapuzas de una 'Iluminada'

20110422142442-barrancodesantos.jpg

Otra chapuza más y van no sé cuántas. Hace cerca de un año, concretamente el 28 de junio de 2010, mi amigo y compañero Gonzalo Castañeda, de Es Radio Pulso Tenerife justificaba la ausencia de alguien de la emisora en la inauguración del viario del Barranco de Santos porque, a se juicio, la obra se aperturaba de una manera irregular, con muchos puntos oscuros y contrataciones que no se ajustaban a derecho.

Pues bien, no sólo es que tuviese razón, sino que La Opinión de Tenerife desvela el verdadero latrocinio que por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se cometió con los propietarios de los solares afectados. Alguien en el Consistorio quiso pagar duros a peseta, pero la Justicia, aunque lenta, acaba poniendo a cada quien en su lugar y, de momento, el Tribunal Supremo ha procedido a la anulación de las expropiaciones de, dato a tener en cuenta, de la primera fase del Barranco de Santos, un trozo de 3.500 metros cuadrados y que se sitúa entre la avenida de Los Asuncionistas y el puente Zurita.

Las cantidades con las que se despacho la Gerencia de Urbanismo, con Doña ‘Iluminada’ Luz Reverón a la cabeza, fueron de medio millón de euros a repartir entre 23 afectados. La broma posterior se eleva en nueve veces esa cantidad, es decir 4.500.000 euros De esta última cantidad, 3,9 es la que los afectados exigen como precio ajustado y el resto pertenece a los intereses de demora desde que se acordó la expropiación en el año 1999. La importancia del fallo radica en que, además, afecta a todas las expropiaciones situadas en laderas llevadas a cabo a lo largo de este barranco para ejecutar la vía arterial.

Ahora le toca rascarse el bolsillo al Ayuntamiento o, lo que es lo mismo, un nuevo palo a las arcas públicas, ya muy maltrechas, lo que además perjudicará de lleno a otros aspectos, como las ayudas sociales y, ya puestos, mejor no pensar que el resto de las expropiaciones de un viario, que aún no se ha terminado, se hayan ejecutado con la misma mala praxis económica por parte de la supertacañona de la Gerencia de Urbanismo porque entonces las cantidades adeudas se pueden elevar hasta la estratosfera y más arriba.

Lo que me preocupa con todas estas chapuzas urbanísticas del Ayuntamiento capitalino es que al final se pudiese aprobar, incluso en la Cotmac, el Plan General de Ordenación y luego, años después, sea la Justicia la que eche para atrás este documento, algo que ya sucedió en su momento en Arona, donde al final se acabó tumbando por una serie de defectos perfectamente ocultados, pero que los abogados que llevaron el asunto a los tribunales acabaron sacando a la superficie. Lo que sucede es que en el santacrucero Palacio de los Dragos habita la astracanada y el surrealismo y eso de escarmentar en cabeza ajena no entra en las cabecitas de cierta ‘iluminada’ y alcalde con síndrome de ‘pato cojo’.

 








Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: