CUIDARSE LOS LABIOS





CUIDARSE LOS LABIOS




enfemenino

¿Por qué los labios son tan frágiles?

La nariz y la boca son las partes de la cara más expuestas al frío porque tienen relieve, por ello son las primeras víctimas de las agresiones exteriores (contaminación, viento, UV, frío...).

Si notas que te tiran los labios y se deshidratan rápidamente es debido a que están desprovistos de glándulas sebáceas (glándulas que se sitúan en la epidermis y que permiten proteger la piel).

También, puesto que la piel de los labios es más fina que la de la cara, es indispensable tener un cuidado específico porque si no lo haces pueden aparecer pequeñas grietas, rojeces, arrugas o irritaciones. Para evitar estas molestias ¡sigue nuestros consejos!

Tu arma indispensable para cuidarte los labios:



la barra de labios
La barra de labios es el producto ideal para tener los labios hidratados todo el día.
Se puede encontrar de diferentes maneras:
Para las que quieran labios suaves y más carnosos:
La “barra cuida volumen” es perfecta para ti.
Para las mujeres ecologistas:
Opta por un bálsamo 100% biológico, suelen ser muy nutritivos y naturales, y los hay de esencia de flores.
Para las fans del maquillaje:
Escoge una barra de brillo o “gloss” ¡conseguirás un efecto mojado, brillante y natural!
Para las adeptas al esquí:
No vayas sin tu bálsamo protector anti-UV, indispensable contra los rayos del sol que son muy fuertes a grandes altitudes.

Nuestro consejo:


lleva siempre una barra de labios y no dudes en dártela regularmente para cuidar tus labios.
¿Un truco? Utiliza tu barra como base justo antes de ponerte el brillo, el pintalabios o el perfilador, ¡lograrás unos labios perfectamente cuidados!

¿Cómo cuidarte los labios en invierno?


 
La importancia de la exfoliación

Tómate tu tiempo una vez al día para eliminar todas las pielecitas muertas pasándote un cepillo de dientes por los labios. También puedes frotarlos con un poco de azúcar o sal para que se peguen las impurezas.
Hidrátate los labios
Opta por los bálsamos ricos en agentes suavizantes y extremadamente nutrientes como son el carite, el árnica, la almendra dulce, el aceite de oliva...


Algunas buenas ideas


La miel posee virtudes suavizantes: aplícala con la yema del dedo y déjala actuar unos minutos. Comprobarás como es una excelente forma de volver a tener los labios hidratados y ensalzados.
Además, para aumentar sus efectos, si te pones la miel justo antes de ir a dormir, a la mañana siguiente tus labios estarán más suaves y carnosos.

Cosas a evitar

No te humedezcas los labios durante el día, ya que corres el peligro de que se resequen más. Evita también los pintalabios de larga duración, con purpurina o demasiado oscuros que impiden respirar a tus labios. Finalmente, para mantener unos labios sanos y cuidados ¡evita los alimentos muy ácidos!