Bluff Toscano. Juan A. Velarde





Bluff Toscano

20110415111203-antoniotoscano.jpg

Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores
 
El 27 de enero de 2011 una tal Liberia Hernández Rodríguez dejaba este mensaje en mi blog en respuesta al artículo Denuncias subvencionadas (25 de diciembre de 2010): “El comentario de que Antonio Toscano Marquez se está forrando con este asunto de La Casa Cuna y demás, es totalmente incierto. La Asociación a la cual pertenece este señor, se subvenciona con el dinero de sus miembros y no creo que con ello se vayan a enriquecer. El que ha puesto el absurdo comentario no tiene ni idea de quien es este señor ni menos la asociación a la que pertenece. Para decir algo así primero hay que informarse bien para no hablar sin ton ni son. Se nota de todos modos que quien lo escribió lo hizo sin tener idea de nada”.

Este ataque se lo hacía a Carmelo, otro lector del blog que dijo que Antonio Toscano se estaba forrando con el asunto de las denuncias. Literalmente exponía: “Y tanto que son subvencionadas. Antonio Toscano se está forrando”.

Y ustedes se preguntarán, ¿quién es el tal Toscano que tan encendida defensa provocó en la señora Hernández? Un caradura. La compañera Belén Molina, en Canarias Ahora, publica una jugosa información en la que se cuenta que a este personaje ha sido puesto de patitas en la calle por embaucador, por mentir sobre su formación y por utilizar los estatutos de La Voz de la Infancia para crear una ONG paralela, Prodi.

Uno, la verdad, no es de colgarse medallas, pero sí que al menos me queda la satisfacción moral de saber que no estaba errado en mis apreciaciones, que gentuza de esta calaña sólo pretendía medrar, sacar unos cuartos, y marcharse con la música a otra parte. Siempre tuve la constancia, especialmente en una más que desagradable conversación con la tal Liberia Hernández, que no tenían sus acólitos el menor interés en saber si hubo o no malos tratos o adopciones ilícitas en la Casa Cuna, sino forrarse con el dinero de unos cuantos incautos. Unos verdaderos jetas y profesionales del tranque que, afortunadamente, han sido desenmascarados.

La propia Belén Molina expone que:

Antonio Toscano Marqués, quien se ha presentado en Canarias como periodista de investigación, criminólogo, psicólogo y abogado, carece de todas estas titulaciones, por lo que el 23 de marzo pasado fue expulsado de la ONG valenciana La Voz de la Infancia por impostor y por conocer que el falso investigador había creado en paralelo Prodi con los estatutos de la primera.

Hay que reconocerle que tiene habilidad, tanto como para haber llegado a la Comisión de Niños Desaparecidos que creó en 2010 el Parlamento de Canarias, apalabrado por el PP y CC que dieron por hecho que era investigador y periodista de investigación, cuando el caso es que Antonio Toscano Marqués no tiene, o no puede probar, ninguna de las excelentes cualificaciones profesionales que dice tener, amén de un 195 de Coeficiente de Inteligencia, del que presume en su currículum en internet, en el que además se presenta como actor.

Incluso la mayoría de medios de comunicación creímos que había tenido una intervención esencial en el caso Madeleine, pero la verdad es que jamás ha podido aportar a la Policía Portuguesa ninguna pista.

La Voz de la Infancia, una verdadera ONG, cesó a él y a su compañera sentimental, Noemí Sande Font como presidente y vocal, respectivamente, por haber perdido una subvención a la que hubiera tenido derecho, por “la imposibilidad de conseguir que el señor Toscano facilitase los documentos necesarios para acreditarse él personalmente ante las instituciones para su registro”.

“Lo mismo ocurrió con la señora Sande, lo cual hacía imposible el acceso de nuestra ONG a los beneficios institucionales que pudieran derivarse”.

Noemí Sande se presentó a este periódico como psicóloga (titulación que tampoco puede respaldar) del equipo de Avicsin, otra ONG creada en Castellón de la Plana por Toscano, donde hace un año tenía fijada su residencia antes de trasladarse a Barcelona.

Antes de ser cesado, La Voz de la Infancia le dio un voto de confianza para que acreditase sus estudios superiores y que aclarase por qué la ONG se había quedado sin una subvención en 2011, a lo que el supuesto investigador respondió que sí, que enviaría sus acreditaciones académicas, lo que no hizo nunca.

Dolores Lapasió y su nuevo equipo informan en el acta que “al no conseguir los documentos necesarios de su parte fue cuando tuvimos ocasión de confirmar lo anteriormente expuesto respecto a su persona y pretensiones; así que asesorados por nuestros letrados, le solicitamos que presentara su renuncia al puesto, así como la de la Sra. Sande para evitarle el bochorno de verse expulsado de nuestra organización, confirmo telefónicamente que así lo haría y que enviaría un fax que a fecha de hoy aún estamos esperando”.

En fin, mis queridos lectores, la realidad no se puede manipular. Tarde o temprano todo sale a la luz y a estos ‘delincuentes de sentimientos’ los han pillado con el carrito del helado. Lo único chungo de toda esta historia es que han conseguido, con perdón, ‘joder’ a determinadas personas a las que, con un adecuado lavado cerebral, les han hecho pensar que la Casa Cuna era una especie de campo de concentración nazi. Esa es la cara mala de una noticia, la de la patada en el trasero de Toscano y comparsa, que pone punto y final a un engaño que se había inflado en exceso.
 







Comentarios hacia esta página:
Comentado por yo mima( ), 09-05-2011, 15:30 (UTC):
Me crié en la casacuna y por lo tanto hablo con conocimiento. Lo que se ha dicho de la casa de los horrores es pura mentira, las monjas hacían lo que podían y a ellas les agradezco lo que hoy soy.Ayer me encontré con uno de los denunciantes y le reproché lo que estaban haciendo, me dijo: "yo por trecientos mil euros, hago lo que sea, caiga quien caiga". Los denunciantes piensan sacar 300.000e por cabeza. La que dirige este cotarro es Yayi, se hace llamar Aya, exmujer de Julio Carrillo (pederasta, pendiente de juicio, ¿no les suena a venganza?. Ruego que se informen antes de afirmar algo, hacen mucho daño a las monjas, nuestras madres. En cuanto a la acusación de los curas, también es falso; los curas no tenían contactos con los internos, sólo venían los domigos para dar la misa. A Dios doy gracias de que las monjas me ayudaron a salir adelante y me inculcaron unos principios. Gracias a toda la comunidad. En los tiempos de Franco, se pegaban a los niños, yo tenía amigas que les pegaban sus propios padres. A mí y a mis compañeras, no nos faltaron unas navidades,unos reyes, unos gorgoritos en el parque García Sanabria, playa y excursiones al monte, etc...


Comentado por Belén( ), 19-04-2011, 23:07 (UTC):
por favor, no confundir a este payaso con la Casa Cuna, porque sí han ocurrido verdaderos malos tratos, abusos sexuales y adopciones ilegales en esa institución, algunas muy recientes. Liberia fue una de esas víctimas, pero cuando te escribió, aún creía en Toscano. Ya no. Toscano se coló en los casos de yeremi y Sara Morales, sin aportar nada nuevo, pero tristemente es cierto que estos dos menores están desaparecidos. Que Toscano sea una mentora no quiere decir que lo de la Casa Cuna lo sea. Un saludo.



Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: