Bacopa; La Planta de la memoria




 
Bacopa; La Planta de la memoria




Tradicionalmente el ejemplar más conocido del tratamiento del Alzheimer en términos de medicina herbolaria ha sido el Ginkgo biloba, una planta que ha sido objeto de diversas investigaciones relativas a la memoria, y que se ha posicionado como una opción más que interesante para prevenir el Alzheimer.
Sin embargo, no es la única hierba medicinal con estas propiedades para mejorar la memoria, y en este caso hablamos de una alternativa muy interesante a su tratamiento. Se trata de la hierba bacopa, que ha sido estudiada por un equipo de investigadores para descubrir sus propiedades medicinales en este sentido.
98 voluntarios adultos (mayores de 55 años) participaron en un estudio en el que se les pidió consumir 300 miligramos de extracto de bacopa, o en su defecto un placebo diario. Tras doce semanas se les pidió que realizaran tests de memoria a los participantes del estudio.
El resultado fue que aquellos participantes que habían consumido la bacopa tenían un mejor rendimiento a la hora de adquirir y retener los recuerdos en relación con los demás participantes de la investigación.
Estudios pasados habían demostrado que la bacopa es capaz de reducir la depresión y aliviar la ansiedad, beneficios a los que se le añade esta ventaja relativa a la memoria. Esta hierba ha sido tradicionalmente utilizada en el mundo de la medicina ayurvédica, y poco a poco comienza a abrirse paso en el terreno de la medicina convencional.
Una planta de la familia de las Escrofuláceas de tamaño pequeño, conocida en la India con el nombre de Brahmi. En la Medicina Ayurvédica, la bacopa se utilizaba para mejorar memoria, el aprendizaje y la concentración y para aliviar la depresión y la epilepsia. También se ha utilizado como tóxico cardíaco y para mejorar la función respiratoria en las enfermedades pulmonares obstructivas o en casos de broncoconstricción.
Con fines medicinales se utiliza toda la planta. Contiene alcaloides (brahmina y herpestina) saponinas, beta-sitosterol y otros esteroles. Sin embargo, los constituyentes más interesante son los bacósidos A y B (*)
La Bacopa y sus extractos han sido estudiados para determinar su mecanismo de acción sobre la función cognitiva. Las saponinas triterpénicas y los bacósidos parecen ser los responsables de la capacidad de esta planta para mejorar la actividad neuronal. Los bacósidos estimulan la actividad de las kinasas cerebrales y la restauración de la actividad sinápticay ayudan a la reparación de las neuronas lesionadas por los radicales libres y, en definitiva, mejoran la transmisión de los impulsos nerviosos. Estudios in vitro han demostrado que la bacopa protege a los astrocitos y los fibroblastos humanos frente al daño oxidativo.
En los animales de laboratorio se ha observado un efecto anticonvulsivante del extracto de bacopa, pero en dosis próximas a las tóxicas, de manera que una de las indicaciones de la Medicina Ayurvédica no ha podido ser confirmada por los investigadores
Se han publicado varios estudios clínicos en voluntarios y en niños con síndrome de déficit de atención e hiperactividad, para comprobar los efectos de la bacopa sobre el aprendizaje y el comportamiento cognitivo y en pacientes con ansiedad y depresión. En el estudio pediátrico 19 niños recibieron extracto de bacopa (en dosis 50 mg de extracto estandarizado al 20 % de bacósidos dos veces al día) durante 12 semanas o placebo. Los niños fueron evaluados con diversos tests de la función cognitiva al inicio, 4, 12 y 16 semanas. Los resultados de este estudio mostraron unos beneficios significativos de la medicación sobre el placebo
En los modelos farmacológicos en animales, la bacopa ha mostrado unos efectos ansiolíticos parecidos a los del lorazepam. En un estudio clínico en 35 pacientes con neurosis de ansiedad, la administración de jarabe de Brahmi (equivalente a 12 mg de extracto de bacopa) origino un acusado descenso de la ansiedad, fatiga mental y grado de discapacidad, mejorando los niveles de memoria. Sin embargo, este estudio es limitado y no controlado.
Para las otras indicaciones de la Medicina Ayurvédica para la bacopa, no se han realizado estudios clínicos que aseguren su eficacia
A las dosis terapéuticas la Bacopa no está asociada a ningún efecto secundario. En los estudios clínicos realizados se han administrado dosis de bacósidos concentrados en dosis de has 200 mg/día durante 4 semanas sin efectos adversos significativos