Alternativa Sí se puede por Tenerife exige que se detenga la tala de los laureles de Montaña Morera





Alternativa Sí se puede por Tenerife exige que se detenga la tala de los laureles de Montaña Morera

Photobucket


La formación ecosocialista apuesta por el mantenimiento de los árboles en la zona por su valor paisajístico y ambiental. En este sentido apoyarán las movilizaciones vecinales para evitar su tala o traslado.

Pedro Fernández Arcila, candidato de Alternativa Sí se puede en la capital tinerfeña,  deplora y repudia la actuación de la Parques y Jardines del Ayuntamiento de Santa Cruz que ha permitido, en su opinión, “una vergonzosa connivencia con la empresa urbanizadora del polígono de las Teresitas para la tala de los antiguos y emblemáticos laureles de Montaña Morera en San Andrés, Un auténtico atentado al patrimonio paisajístico y vegetal de Santa Cruz que se pierde por la ineptitud de esa Concejalía y la insensibilidad del Alcalde de la ciudad”.

Según el portavoz de Sí se puede “resulta increíble y nos entristece enormemente comprobar la total pasividad y falta de directrices o control de Parques y Jardines para evitar algún daño a los árboles, mientras se ejecutaban las obras en el tramo de carretera donde se encuentran los Laureles de Indias, permitiendo con ello que la empresa constructora realizara obras de canalización adosados a las raíces, en lugar de obligar a desplazarlas lo necesario para no tener que cortar las raíces que los sustentan”.

Para Arcila “ahora, ésta concejalía hace todo lo contrario de lo que se supone que es su función, y exige a la empresa el corte definitivo de los laureles, aún a sabiendas que los mismos ni molestan en la circulación de vehículos, ni suponen un peligro de estabilidad. En cualquier caso existen informes cualificados y soluciones técnicas que hubieran resuelto ese inexistente problema, Lamentamos profundamente que el único motivo que explica la actuación del Ayuntamiento de Santa Cruz y de la empresa urbanizadora de las Teresitas sea la inaceptable actitud de presión y venganza hacia Lola Shneider, vecina de la zona y defensora del entorno natural de San Andrés, demostrando con ello la baja catadura moral y ético de las empresa e instituciones supuestamente representativas”.

Desde Sí se puede, “denunciamos igualmente que tal estrategia de derribo de árboles a medio plazo mediante la táctica del corte de raíces por obras de canalizaciones varias, se puede estar aplicando en las obras que se llevan a cabo en la Avenida de Anaga, ya que se mantiene el interés de construir aparcamientos subterráneos bajo la misma, molestando para ello los Laureles de Indias de la Avenida”.