45 millones en manos de inútiles. Juan A. Velarde



 


45 millones en manos de inútiles

20110217174903-marrero.jpg


Hay un personaje de En Clave de Ja, La Chona, que suele emplear un latiguillo muy recurrente cada vez que se enfrenta a una situación sorprendente: “Yo me quedo boba”. Pues bien, como la ídem me he quedado yo cuando leo, releo y vuelvo a escuchar al portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, afirmar tranquilamente que hay que felicitarse por el hecho de que los 45 millones de euros no gastados en materia de empleo hayan contribuido a que no se salte la barrera del déficit.

¿Es una broma? me espeta mi amigo cafetero de los jueves. No, replico yo, lo dice con toda la seriedad de la que el también viceconsejero de Comunicación del Ejecutivo paulinesco sabe hacer gala. Oiga, que yo lo tuve más de cuatro años de director de El Mundo-La Gaceta de Canarias y sé que no se anda con veleidades. Lo dicho, dicho está. Otra cosa es que ahí, en el Gobierno, no tenga la independencia de la que gozaba en el rotativo. Evidentemente, el puesto de portavoz conlleva en megasueldo a fin de mes, pero también saber dar la cara ante los medios, aunque tengas que defender lo indefendible (otra de las grandes ‘virtudes’ martinescas).

Fuera ya de frivolidades, porque es verdad que Martín, como cualquier otro portavoz de cualquier Ejecutivo, no tiene la culpa de las chapuzas de los que mandan, lo cierto es que me resulta simplemente lamentable que un gabinete autonómico, con la tasa más alta de paro de España, a la altura de la de Andalucía, haya sido incapaz de crear las condiciones propicias para que se genere más empleo. ¿Quién demontres está al cargo de estas partidas que, lisa y llanamente, no tiene ni pajolera idea de gastarse los euros como tiene que ser?

Aquí seguimos en el derroche a troche y moche, helicóptero va y viene, cientos de miles de euros para desplazamientos de los cargos públicos en el Gobierno, dietas por doquier, fuegos artificiales, pan y circo para distraer al populacho que, día a día, se las ve y se las desea para llegar a fin de mes, para montar una empresa, para poder pagar las nóminas de los empleados o, sencillamente, para mantener los puestos de trabajo. Y estos políticos del ‘Habla canario’ incapaces de utilizar 45 millones de euros para la creación de empleo. En serio, a cualquier ciudadano en paro se le debe de quedar cara de imbécil cuando escucha y lee estas informaciones.

Luego, paradójicamente, son estos plañideros politicastros coalicioneros los que andan tocando la puerta de la Moncloa para reclamar más dinero, más competencia, pero, ¿para qué? ¿para este resultado tan lamentable? Son ustedes unos inútiles de tomo y lomo. Ustedes juegan la Champions League de la torpeza manifiesta, son torpes de campeonato y encima les dan el segundo premio, precisamente por eso, por torpes. Pero nada, celebren que no se ha sobrepasado el déficit y que siga habiendo, oficialmente, 260.000 canarios sin ocupación. Es que es para miccionar y no echar gota (o sí, con siete estrellas verdes, a ser posible).