La NASA aplaza el lanzamiento del Endeavour 48 horas por un problema técnico



La NASA aplaza el lanzamiento del Endeavour 48 horas por un problema técnico

La agencia espacial estadounidense (NASA) decidió hoy posponer el lanzamiento del transbordador Endeavour al menos 48 horas por un problema técnico.

Efe

El director de lanzamiento del transbordador, Mike Leinbach, anunció el aplazamiento al afirmar que hay un problema con dos calentadores de la unidad de potencia auxiliar.

'Los administradores de la NASA han decidido que no es posible lanzar el transbordador espacial el lunes, que había sido la fecha de despegue más temprana posible después de posponerse el lanzamiento el viernes', dijo la institución espacial en su cuenta oficial de Twitter en un 'trino' preliminar.

Los equipos de la NASA se reunirán el lunes y se espera que determinen entonces una nueva fecha para el próximo intento de lanzamiento del Endeavour, según precisó más tarde la agencia en un comunicado.

El vuelo estaba previsto para mañana a las 18.33 GMT, una vez transcurrido un lapso de 72 horas desde que se detectara un fallo en dos de los calentadores de la unidad de potencia auxiliar (APU, por su sigla en inglés) 1.

Ese problema, que mermaba una pieza fundamental para los sistemas de control y el aterrizaje de la nave, obligó a aplazar el despegue, que iba a producirse el viernes con la presencia del presidente Barack Obama.

'Los técnicos comenzaron a hacer pruebas en los sistemas asociados con los calentadores ayer (sábado) por la tarde y por la noche', indicó hoy la NASA.

Los resultados de las pruebas, añadió, indican que el problema está localizado 'en un cuadro de control de energía' situado en el compartimento de 'popa' de la nave, el llamado control de ensamblaje 2 (ALCA-2).

Los equipos trabajan ahora en un plan para 'reemplazar la caja de control o cualquier 'hardware' asociado que esté defectuoso', por lo que el equipo de lanzamiento ha 'interrumpido las operaciones de cuenta atrás para el despegue'.

'Aún hay muchos factores que analizar, pero basándonos en la cantidad de tiempo necesario para arreglar el problema, un nuevo intento de lanzamiento no ocurrirá hasta el final de la semana, como pronto', indicó la agencia.

Los seis astronautas de la misión, comandados por Mark Kelly, viajarán hoy desde Florida hasta el Centro Espacial Johnson, en Houston (Texas), para unos días de 'entrenamiento adicional' antes de volver para el nuevo intento de despegue.

La NASA indicó que las familias de la tripulación también volverán hoy a casa, aunque aún se desconocen los planes de la esposa de Kelly, la congresista Gabrielle Giffords, herida en enero en un tiroteo en Tucson (Arizona) y que se encontraba de manera excepcional en Cabo Cañaveral (Florida) para ver el lanzamiento.

La ministra española de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, tenía previsto presenciar el despegue el viernes, puesto que este país ha contribuido a desarrollar el Espectrómetro Magnético Alfa-2 (AMS-2) de la nave, pero debió abandonar Florida horas después por problemas de agenda.

Una vez lanzada, la expedición será la misión 134 de un transbordador, la 25 que realice el Endeavour y la 36 de un transbordador a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Durante los 14 días que durará la misión los astronautas tienen previsto realizar cuatro excursiones extravehiculares para instalar experimentos, rellenar los radiadores con amoniaco, y disponer garfios y plataformas de soporte en el brazo robótico de la nave, entre otras operaciones.