¿Cómo es tu perro?. Sabina Roleff




http://s2.subirimagenes.com/fotos/previo/thump_6260962en-positivo-con-sabi.jpg

¿Cómo es tu perro?





Tenerifeweek.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o lectores



Sabina Roleff. (Coach)

 

Una vez me contaron un cuentito. 

En nuestra cabeza es como si  viviera un perro.

Ese perro para muchos es furioso, malcriado, desobediente, violento, imprevisible, fanfarrón, triste, poco sociable, etc.

Para otros, ese perro es fiel, obediente, limpio, alegre, juguetón..., depende de cómo lo hayamos amaestrado. 

¿Cómo has amaestrado al tuyo? 

Te das cuenta de que eso depende de ti y sólo de ti.

Los pensamientos que transitan por tu mente y la calidad de ellos, quizá hasta ahora no hayas sido consciente, pero los eliges tú. 

Puedo pensar que no soy suficiente, que no soy capaz, que la culpa la tiene la crisis, que el mundo va de mal en peor, que el futuro es gris...

O puedo centrarme en el lado positivo de las cosas: cuántas cosas he tenido la oportunidad de aprender y vivir hasta ahora, soy suficiente y capaz, quiero y puedo tomar las riendas de mi vida, el mundo pasa por un momento único y tengo el privilegio de ser partícipe de todos los cambios que se están viviendo y puedo aportar o no mi granito de arena en estas transformaciones... 

Cada día sale el sol y cada día hay suficiente aire para todos.

Cada día podemos focalizarnos en lo negativo, en lo que falta, en la carencia, ver las situaciones que vivimos como problemas; pero también podemos ver el lado positivo de cualquier aspecto.  Siempre existe, pues no hay una moneda que tenga una sola cara, sólo que estamos acostumbrados a ver mayoritariamente ese lado negativo. 

De la misma manera que hemos llegado a ser hábiles y muy diestros pelando papas o conduciendo o navegando por internet, y eso es debido a que le hemos dedicado tiempo, hemos practicado o hemos repetido una misma acción una y mil veces, porqué no decidimos entrenar nuestra mente para aprender a centrarnos sólo en cosas positivas. 

Decían nuestras abuelas: “Lo que siembras es lo que recoges”. 

Si siembras alegría, optimismo, positividad, buen rollito, eso es lo que recoges. 

Decía John Ford: “Si crees que algo es posible, es cierto.  Si crees que no es posible, también es cierto.” 

¿Tú que eliges creer?

¿Tú qué quieres recoger?

¡Tú decides! 

NOTA: En próximas ediciones, al pie de cada artículo te contaremos algunas maneras en las que puedes empezar tu entrenamiento personal para conseguir que modelar tu mente y aprender a pensar en positivo. 

¡Puedes decidir ser feliz!  ¿Quieres?


 







Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje: